En la actualidad conocer la información genética de un embrión antes de ser colocado dentro del útero materno es posible, gracias al desarrollo de la técnica del Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP).

Su indicación inicial fue la edad materna, ya que es un factor importante para que la mujer no se embarace, o en su defecto se embarace y tenga un aborto o lo más triste es que conciba un embarazo con un bebe con una alteración genética como es el Síndrome de Down (trisomía 21). Posteriormente a la edad han surgido nuevas indicaciones como:

  • factor masculino grave
  • aborto habitual
  • fallos de fecundación
  • alteraciones del cariotipo
  • El DGP consiste que posterior al proceso del ICSI y bajo técnicas de micromanipulación, los embriones en su tercer día de desarrollo son sometidos a la extracción de 1 ó 2 de sus células para luego analizar los núcleos marcando sus cromosomas con sondas fluorescentes o se amplifica el ADN de esas blastómeras y se analiza la información genética.

    Mientras, el resto del embrión sigue en cultivo para ser transferido en cuanto se conozca el diagnóstico.

    Contáctanos

    escribir

    Ponte en contacto con nosotros y podremos aclararte cualquier duda o solicita una cita.