web analytics

La elección del anticonceptivo es una cuestión de precio, no de eficacia

- en BLOG
A día de hoy, las mujeres cuentan con distintos métodos anticonceptivos muy eficaces para planificar sus embarazos. Es el caso, sobre todo, de la píldora, el segundo anticonceptivo más utilizado –tras el preservativo– por las mujeres españolas. Y asimismo, del dispositivo intrauterino (DIU), cuya frecuencia de uso en nuestro país solo es superada por los preservativos y la píldora. Sin embargo, no todos los anticonceptivos son igual de eficaces. De hecho, un estudio publicado en 2013 la prestigiosa revista «The England Journal of Medicine» concluyó que las mujeres que utilizan píldoras anticonceptivas, parches o anillo vaginal tienen una probabilidad 20 veces mayor de tener un embarazo no deseado que las que usan formas de acción más prolongada como los DIU o los implantes. Entonces, ¿cómo se explica que se recurra mucho más a la píldora que al DIU? Pues según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de la Salud de Utah en Salt Lake City (EE.UU.), por una mera cuestión de precio.

Como explica Jessica Sanders, co-autora de esta investigación publicada en la revista «American Journal of Public Health», «cuando se elimina el coste como factor, la población es más proclive a seleccionar los métodos anticonceptivos más efectivos, que por lo general suelen ser los más caros. Y cuando añadimos educación y divulgación a esta situación, también observamos un incremento en la demanda de estos métodos».

¿Píldora o DIU?
El objetivo de este estudio dirigido por David Turok fue evaluar si el precio es un factor ‘real’ a la hora de seleccionar un método anticonceptivo. Y para ello, los autores permitieron a las más de 4.400 mujeres participantes elegir el anticonceptivo que más se ajustara a sus deseos y estilo de vida y cambiarlo por otro siempre que quisieran. Todo completamente gratis.

Como indica Jessica Sanders, «me quedé totalmente impresionada por el número de mujeres que accedieron a la atención una vez el factor económico se vio eliminado. Pensamos que podíamos reclutar a unas 2.500 mujeres para nuestro estudio, pero al final casi duplicamos esta cifra».

El precio, y no tanto la eficacia, es un factor absolutamente determinante a la hora de elegir un método anticonceptivo

Concretamente, el estudio se llevó a cabo en dos fases o ‘intervenciones’. Así, en la ‘Intervención 1’, las participantes, que ya habían recibido el asesoramiento ‘estándar’ sobre anticoncepción que ofrecen las clínicas de planificación familiar del condado de Salt Lake (EE.UU.), pudieron escoger cualquier método anticonceptivo y solicitar su cambio en cualquier momento –lo cual se llevada a cabo en el mismo día–. Y concluida esta fase de seis meses, las participantes que llegaron a la ’Intervención 2’ recibieron además y durante otro medio año educación sobre anticoncepción a través de una campaña de difusión en internet. De hecho, y gracias a esta segunda fase, la recepción de la campaña no se limitó únicamente a las participantes del estudio.

Como refiere Kyl Myers, co-autora de la investigación, «muchas mujeres oyeron hablar de nuestro programa a través del ‘boca a boca’, y las participantes que se beneficiaron de nuestra iniciativa siempre volvían al cabo de una semana acompañadas de sus amigas e hijas».

En consecuencia, y concluidos los tres años de estudio, los autores habían proporcionado anticoncepción gratuita a las más de 4.400 participantes y a más de 3.000 mujeres que no llegaron a tomar parte en la investigación.

Pero, esta gratuidad y educación en materia de planificación familiar, ¿tuvo algún efecto sobre las preferencias de las mujeres a la hora de elegir un método anticonceptivo? Pues sí. Y es que frente a sus criterios de elección previos a su participación en el estudio, las mujeres que tomaron parte en la ‘Intervención 1’ fueron
1,6 veces más proclives a utilizar un DIU. Una frecuencia en el uso de estos dispositivos intrauterinos que resultó hasta 2,5 veces superior en el caso de las mujeres que participaron en la ‘Intervención 2’.

Posibilidad de elegir
En definitiva, parece que el precio, y no tanto la eficacia, es un factor absolutamente determinante a la hora de elegir un método anticonceptivo. O así sucede cuando menos no solo en el estado de Utah, sino en el conjunto de Estados Unidos. De hecho, distintos estudios llevados a cabo en otros estados del país –entre otros, Iowa, Colorado y Missouri– ya habían mostrado que la eliminación de las barreras económicas conllevaba un mayor uso de los DIU y los implantes.

Como concluye Jessica Sanders, «diseñamos este programa, bautizado como ‘Iniciativa HER Salt Lake’, para permitir que las mujeres pudieran elegir, y ha sido emocionante comprobar que las mujeres que podían beneficiarse de nuestro proyecto aceptaran nuestra oferta».