web analytics

Las ventajas del médico online en seguros de salud

- en BLOG
La transformación digital ha calado en el ámbito de la sanidad y ya son muchas las compañías aseguradoras que ofrecen el servicio de médico online para pequeñas consultas o dudas de los pacientes.

La transformación digital ha cambiado un sinfín de ámbitos y de prácticas, y el sector sanitario no ha sido una excepción. La transformación de este sector ha dado como fruto la digitalización de expedientes e historiales médicos, de recetas y de solicitudes de cita; incluso por parte de los beneficiarios del servicio sanitario, empleando herramientas como comparador seguros médicos.

En algunos casos, la digitalización de la sanidad va todavía más allá. En el caso de algunas compañías aseguradoras, ya es posible consultar a un médico en una “visita” online, concebida en principio para aclarar pequeñas dudas que tenga el paciente, pero incluso también para realizar un diagnóstico completo.

¿Qué es el médico online?

Entidades como Allianz, Asisa o Mapfre, entre otras, ofrecen a sus asegurados la posibilidad de contar con un médico online. El médico online no es más que la posibilidad de hacer una consulta no presencial, a través de vías de comunicación online, como un chat o una videoconferencia.

El médico online sirve para solucionar muchas dudas. Por ejemplo, el chequeo de síntomas es una práctica habitual entre pacientes y médicos digitales. Resulta de utilidad para el paciente cuando quiere hacerse una idea de las causas de lo que le ocurre.

Otra posibilidad es la chatear o realizar una videollamada para emular la consulta tradicional. Hay una gran cantidad de consultas que pueden ser resueltas con un médico digital: catarros, traumatologías o alergias pueden ser resueltas fácilmente a distancia. Gracias a la posibilidad de enviar fotografías o de la alta resolución de las videollamadas, el médico digital puede hacer un diagnóstico casi como si paciente y doctor estuviesen frente a frente.

Las ventajas de contar con un médico online

El médico digital es una solución más que conveniente tanto para el profesional sanitario como para los pacientes.

Una consulta online favorece a la fluidez de las consultas y deriva en un menor tiempo de espera para todos los pacientes en general. Por otro lado, el paciente puede ser atendido desde su hogar (o allá donde se encuentre) sin tener que desplazarse a un centro médico. La inmediatez y la ubicuidad son especialmente útiles, por ejemplo, si el paciente está desplazado o de vacaciones en una localidad que no es la habitual.

Aun con sus muchas ventajas, es preferible que la consulta online no sustituya a la consulta presencial, pero sí resulta una solución complementaria muy atractiva para los asegurados.