web analytics

Sobredosis de opioides

- en BLOG
Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina

¿Qué son los opioides?

Los opioides, a veces llamados narcóticos, son un tipo de medicamento. Incluyen analgésicos fuertes recetados como la oxicodona, hidrocodona, fentanilo y tramadol. También es un opioide la heroína, una droga ilegal.

Un médico puede recetarle un opioide para su dolor tras sufrir una lesión importante o después de una cirugía. También puede recetarlos si tiene dolor severo por enfermedades como el cáncer. Algunos proveedores de atención médica los recetan para el dolor crónico.

En general, los opioides recetados para aliviar el dolor son seguros cuando se toman por un tiempo corto y según lo indicado por su proveedor de atención médica. Sin embargo, quienes los toman están en riesgo de dependencia y adicción, así como de una sobredosis. Estos riesgos aumentan cuando los opioides son mal utilizados. El mal uso significa que no está tomando los medicamentos según las instrucciones de su proveedor, los está usando para drogarse o toma las medicinas recetadas para otra persona.

¿Qué es una sobredosis de opioides?

Los opioides afectan la parte del cerebro que controla la respiración. Tomar altas dosis de opioides puede llevar a una sobredosis y a una desaceleración o interrupción de la respiración, lo que puede provocar la muerte.

¿Qué causa una sobredosis de opioides?

Una sobredosis de opioides puede ocurrir por varias razones, incluyendo si usted:

  • Toma un opioide para drogarse
  • Toma una dosis adicional de un opioide recetado o con demasiada frecuencia (ya sea en forma accidental o a propósito)
  • Mezcla un opioide con otros medicamentos, drogas ilegales o alcohol. Una sobredosis puede ser fatal al mezclar un opioide y ciertos medicamentos para el tratamiento de la ansiedad, como el Xanax o Valium
  • Toma un opioide que le recetaron a otra persona. Los niños están en mayor riesgo de una sobredosis accidental si toman estos medicamentos por error

También hay riesgo de sobredosis si recibe tratamiento asistido por medicamentos, un tipo de tratamiento para el abuso y la adicción de opioides. Muchas de las medicinas usadas para este tipo de terapia son sustancias controladas que pueden ser mal utilizadas.

¿Quién está en riesgo de una sobredosis de opioides?

Cualquier persona que toma un opioide puede estar en riesgo de una sobredosis, pero el riesgo es mayor si:

  • Toma opioides ilegales
  • Toma más medicamento opioide del que le recetaron
  • Combina los opioides con otros medicamentos y/o con alcohol
  • Tiene ciertas condiciones médicas, como apnea del sueño o insuficiencia renal o hepática
  • Tiene más de 65 años de edad

¿Cuáles son los signos de una sobredosis de opioides?

Los signos de una sobredosis de opioides incluyen:

  • Palidez en la cara de la persona y/o se siente fría y húmeda al tacto
  • Debilidad del cuerpo
  • Uñas o labios color púrpura o azul
  • Vómitos o ruidos de gorgoteo
  • Imposibilidad de despertarse o no puede hablar
  • Su respiración o latido del corazón se hacen más lentos o se detienen

¿Qué debo hacer si creo que alguien está teniendo una sobredosis de opiáceos?

Si cree que alguien está teniendo una sobredosis de opiáceos:

  • Llame al 9-1-1 de inmediato
  • Si está disponible, administre naloxona. La naloxona es un medicamento seguro que puede detener rápidamente una sobredosis de opioides. Puede inyectarse en un músculo o rociarse en la nariz para bloquear rápidamente los efectos opiáceos en el cuerpo
  • Trate de mantener a la persona despierta y respirando
  • Acueste a la persona de lado para evitar que se asfixie
  • Quédese con la persona hasta que llegue el servicio de emergencias

¿Cómo puedo prevenir una sobredosis de opioides?

Existen pasos que puede seguir para ayudar a prevenir una sobredosis:

  • Tome su medicamento exactamente según lo indicado por su proveedor de atención médica. No tome más de la dosis recomendada a la vez ni los tome con mayor frecuencia de lo que se supone
  • Nunca mezcle medicamentos para el dolor con alcohol, pastillas para dormir o drogas ilegales
  • Guarde la medicina en forma segura y fuera del alcance de niños o mascotas. Considere usar una caja de seguridad de medicamentos. Además de mantener seguros a los niños, evite que alguien que viva con usted o alguna visita tenga acceso a sus medicinas
  • Deseche de inmediato el medicamento que no haya usado
  • Si toma un opioide, también es importante enseñarle a su familia y amigos cómo responder a una sobredosis. Si está en alto riesgo de una sobredosis, pregúntele a su proveedor de atención médica si necesita una receta de naloxona