web analytics

Los nuevos anticonceptivos orales mantienen el efecto protector ante el cáncer de ovario

- en BLOG
Los nuevos tipos de anticonceptivos orales combinados (que contienen dosis más bajas de estrógenos y progestágenos más nuevos) se asocian con un menor riesgo de cáncer de ovario en las mujeres jóvenes. Los datos de un gran estudio publicado en «The BMJ» muestran que este efecto positivo se es mayor cuando el uso es más prolongado y persiste durante varios años después de suspenderse la terapia.

Al menos 100 millones de mujeres en todo el mundo usan anticonceptivos hormonales todos los días. Investigaciones previas han demostrado una reducción en el riesgo de cáncer de ovario en mujeres que toman anticonceptivos orales combinados, pero la mayoría de la evidencia se relaciona con el uso de medicamentos más antiguos, que contienen niveles más altos de estrógeno y progestágenos.

Este estudio llevado a cabo en la Universidad de Aberdeen (Reino Unido) y la Universidad de Copenhague (Dinamarca) ha tratado de dar una respuesta a las mujeres que usan anticonceptivos orales más nuevos y otros métodos anticonceptivos hormonales.

Los investigadores analizaron la influencia de los anticonceptivos hormonales más nuevos (productos combinados y progestágenos solamente) en los tipos generales y específicos de cáncer de ovario en mujeres en edad reproductiva.

Utilizando los registros nacionales de prescripción y de casos de cáncer, analizaron los datos de casi 1,9 millones de mujeres danesas de entre 15 y 49 años entre 1995 y 2014.

Las mujeres fueron divididas en diferentes grupos: nunca habían tomado anticonceptivos; usuarias actuales o recientes (hasta un año después de suspender el uso), o usuarias anteriores (más de un año después de suspender el uso).

La mayoría (86%) de los anticonceptivos hormonales que se tomaron en este trabajo eran orales combinados.

Beneficio
Una vez contemplados diferentes factores -edad y embarazos-, los investigadores encontraron que el número de casos de cáncer de ovario era mayor en las mujeres que nunca habían usado anticoncepción hormonal (7,5 por cada 100.000 personas al año), mientras que entre aquellas que alguna vez habían seguida esta terapia, el número de casos de cáncer de ovario fue de 3,2 por cada 100.000 personas al año.

El efecto beneficioso se observó con casi todos los tipos de cáncer de ovario, y hubo pocas diferencias importantes entre los productos que contienen diferentes tipos de progestágenos.

Basándose en estos resultados, los investigadores afirman que la anticoncepción hormonal previno el 21% de los cánceres de ovario en este grupo de mujeres.

La anticoncepción hormonal previno el 21% de los cánceres de ovario en este grupo de mujeres.

Ahora bien, este es un estudio observacional, por lo que no se pueden sacar conclusiones sobre causa y efecto, pero sí respaldan los hallazgos de los estudios llevado a cabo con anticonceptivos más antiguos. Los investigadores advierten asimismo que no estudiaron a las mujeres mayores, entre quienes se producen la mayoría de los casos de cáncer de ovario.

«De acuerdo con nuestros resultados, los anticonceptivos hormonales combinados contemporáneos todavía se siguen asociando con un riesgo reducido de cáncer de ovario en mujeres en edad reproductiva, con patrones similares a los observados con productos orales combinados más antiguos. Dicha reducción parece persistir después de suspender su uso, aunque la duración del beneficio es incierta. En la actualidad, no hay pruebas suficientes para sugerir una protección similar entre los usuarios exclusivos de productos con progestágeno solo», concluyen.