web analytics

No es demasiado tarde para vacunarse contra la gripe

- en BLOG
Hoy: Obtener la vacuna contra la gripe!

English

Red envelope icon Subscríbase para recibir artículos para el consumidor en español por email.

¿Todavía no se ha vacunado contra la gripe? No es demasiado tarde. Y todavía hay buenas razones para vacunarse.

La gripe, conocida más formalmente como influenza, es una enfermedad viral grave que puede ocasionar la hospitalización e incluso la muerte. Aunque cada temporada de gripe es diferente, la gripe ha ocasionado entre 9.2 millones a 35.6 millones de enfermedades; 140,000 a 710,000 hospitalizaciones; y de 12,000 a 56,000 muertes cada año desde 2010, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Los virus de la gripe se diseminan a través de diminutas gotitas de personas infectadas con gripe que tosen, estornudan o hablan. La gripe también se transmite tocando una superficie u objeto que tiene virus de la gripe. Aunque los virus de la gripe circulan durante todo el año, la actividad de la gripe alcanza su punto máximo entre los meses de diciembre a febrero, pero la actividad puede durar hasta mayo en los EE. UU.

Una vacuna contra la gripe puede ayudar

Una vacuna anual contra la gripe estacional es la mejor manera de reducir el riesgo de enfermarse y propagar la enfermedad a otros. La vacuna generalmente se rediseña cada año para contener las cepas del virus de la gripe que se espera prevalezcan durante la próxima temporada de gripe. Las cepas se  inactivan en la vacuna para que no le causen gripe, pero activarán su sistema inmunológico para producir anticuerpos que pueden protegerle contra la enfermedad de la influenza.

Entre más personas se vacunan, menos podrá propagarse la gripe en una comunidad. Pueden transcurrir aproximadamente dos semanas después de la vacunación para que los anticuerpos se desarrollen en el cuerpo.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) desempeña un papel clave para garantizar que las vacunas sean seguras y eficaces y estén disponibles cada temporada de gripe. De hecho, la tarea de producir una nueva vacuna para la próxima temporada de gripe comienza mucho antes de que termine la temporada actual. Para la FDA, es una iniciativa durante todo el año.

Por qué necesitamos nuevas vacunas contra la gripe todos los años

De acuerdo con la Oficina de Investigación y Revisión de Vacunas de la FDA, hay varias razones por las que se deben hacer nuevas vacunas contra la gripe cada año.

Los virus de la gripe pueden cambiar de un año a otro debido a los diferentes subtipos y cepas que circulan cada año. Se necesita una vacuna que incluya cepas de virus que coincidan más estrechamente con las que están en circulación, y la protección proporcionada por la vacuna del año anterior disminuirá con el tiempo.

¿Quién está en mayor riesgo de contraer la gripe?

Por lo general, los niños y las personas mayores corren más riesgo de contraer la influenza, pero de vez en cuando circula un virus de la gripe que afecta desproporcionadamente a los adultos jóvenes y de mediana edad.

Las temporadas de gripe y la gravedad son impredecibles. La vacunación anual es la mejor manera de prevenir la influenza entre las personas de 6 meses en adelante. También, usted puede reducir la propagación de la gripe y reducir sus efectos tomando medidas prácticas como lavarse las manos, cubrirse la boca al toser y estornudar, y quedarse en casa cuando esté enfermo.

Aunque los medicamentos antivirales no son un sustituto de las vacunas, pueden ayudar a tratar la influenza. Existen varios medicamentos antivirales aprobados por la FDA recomendados por los CDC para su uso contra los virus de la influenza más recientes que circulan.

Identificación de cepas del virus de la gripe

Cada febrero, antes de que finalice la temporada de gripe de ese año, la FDA, la Organización Mundial de la Salud, los CDC y otros expertos en salud pública colaboran en la recopilación y revisión de datos de todo el mundo para identificar los virus de la gripe que pueden causar la mayoría de las enfermedades durante la próxima temporada de gripe. Con base en esa información y las recomendaciones de un comité asesor de la FDA, la agencia selecciona las cepas de virus para que los fabricantes con licencia de la FDA las incluyan en sus vacunas para su uso en los Estados Unidos.

Mientras más se acerque  la semejanza entre las cepas de virus elegidas para la vacuna y las cepas que están circulando y causando enfermedades durante la próxima temporada de gripe, mejor será la protección que las vacunas contra la gripe pueden proporcionar.

Para garantizar que las vacunas sean seguras, efectivas y de alta calidad, la FDA prepara y proporciona reactivos (materiales para estandarizar vacunas) que los fabricantes de vacunas necesitan para fabricar su vacuna y para verificar su identidad y fortaleza. La FDA también inspecciona las instalaciones de fabricación regularmente y evalúa la vacuna de cada fabricante anualmente para fines de aprobación.

Las vacunas contra la gripe son seguras

La supervisión de la FDA no termina allí. Después de que los fabricantes hayan distribuido sus vacunas para uso del público, Los científicos de la FDA y de los CDC evalúan de manera rutinaria las denuncias recibidas a través del Sistema de Denuncia de Efectos Adversos de las Vacunas (VAERS) sobre los problemas de salud que pudieran estar relacionados con alguna inmunización. Y la FDA y los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid llevan a cabo una vigilancia anual del síndrome de Guillain-Barre, una rara afección neurológica asociada con la vacuna contra la gripe de 1976.

Existen otras vías para controlar la seguridad de las vacunas. La FDA lleva a cabo la vigilancia de la influenza y otras vacunas dentro del Sistema Mini-Sentinel de Rápido Control de la Seguridad de las Inmunizaciones Tras su Autorización (PRISMdisclaimer icon, por sus siglas en inglés).

Y los CDC también vigilan la seguridad de las inmunizaciones anuales contra la influenza y otras vacunas a través del Enlace de Transmisión de Datos sobre la Seguridad de las Vacunas (VSD, por sus siglas en inglés), mediante una observación casi en tiempo real de la salud de las personas inmunizadas, en colaboración con nueve organizaciones de servicios de salud integradas.
 

Este artículo está disponible en la página de Artículos para el consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos controlados por la FDA.

Actualizado el 10 de enero de 2018

regrese al inicio

Para más información

Artículos relacionados para le consumidor de la FDA