web analytics

La Clínica Universidad de Navarra presenta en Madrid su programa solidario “Niños contra el Cáncer”

- en BLOG
La Clínica Universidad de Navarra presentó ayer en Madrid su programa solidario Niños contra el Cáncer, en el marco de un concierto benéfico a cargo de Inma Shara, una de las directoras de orquesta más reconocidas a nivel internacional.

Niños contra el Cáncer es una iniciativa solidaria de la Clínica que, desde el año 2002, promueve la investigación en cáncer infantil y ayuda a las familias en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad. «El cáncer es una enfermedad dura y, cuando la sufre un niño, es aún más difícil de digerir. A día de hoy, sigue siendo la primera causa de muerte infantil por enfermedad en los países desarrollados y, anualmente, se diagnostican 250.000 nuevos casos en todo el mundo», explica el director general de la Clínica, José Andrés Gómez Cantero.

«Además, por los escasos recursos que se destinan a investigación del cáncer infantil, se considera una ‘enfermedad huérfana’ y esto hace que nuestro compromiso sea mayor”, afirma Gómez Cantero. El objetivo, prosigue, “es remover a la sociedad para que se invierta este escenario y los investigadores y las familias cuenten con los recursos necesarios para encontrar una luz al final del túnel».

En los últimos 15 años, Niños contra el Cáncer ha destinado más de 1.800.000 euros a proyectos de investigación y al tratamiento de 22 niños que padecían un tumor

En los últimos 15 años, Niños contra el Cáncer ha destinado más de 1.800.000 euros a proyectos de investigación y al tratamiento de 22 niños que padecían un tumor, en parte procedentes de países en los que determinados tipos de cáncer pediátrico no están bien resueltos o en los cuales no hay acceso a determinados tratamientos.

Con la reciente apertura de su nueva sede en la capital, la Clínica presenta este proyecto en el marco de un concierto benéfico. Todos los ingresos recaudados con el concierto se destinarán a un ensayo clínico que prueba la eficacia de un nuevo tratamiento contra el tumor difuso de troncoencéfalo en niños, un cáncer con mal pronóstico y que carece de un tratamiento curativo.

Virus oncolíticos
«El principal problema de esta enfermedad es que se trata de tumores inoperables, de los que apenas se tienen muestras, ya que la intervención exclusiva para obtener una porción de tejido mediante biopsia tiene sus riesgos y no es terapéutica», describe la Dra. Sonia Tejada, neurocirujana y especialista del Área de Neurooncología Pediátrica de la Clínica Universidad de Navarra e investigadora principal al frente del ensayo. De hecho, es la primera investigación clínica del mundo de estas características y está desarrollada por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra y del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra.

Este tipo de tumor tiene escasa prevalencia (anualmente se diagnostican alrededor de una veintena de casos al año en España). Por este motivo, es la propia Agencia Europea del Medicamento la que alienta estudios que puedan arrojar luz sobre las características de este tipo de tumor pediátrico y, como consecuencia, sobre las terapias que podrían resultar efectivas.

El tratamiento cuya eficacia y seguridad se está evaluando en el ensayo consiste en la inoculación en el propio tumor de un adenovirus (típico del resfriado) que ha sido modificado genéticamente: DNX-2401. El microorganismo se ha transformado en el laboratorio (llevado a cabo por el Dr. Juan Fueyo, del MD Anderson Cancer Center en Houston, Estados Unidos) para que infecte y destruya a las células tumorales.

El tratamiento cuya eficacia y seguridad se está evaluando en el ensayo consiste en la inoculación en el propio tumor de un adenovirus (típico del resfriado) que ha sido modificado genéticamente: DNX-2401

Así, con este ensayo se obtiene, mediante biopsia, una muestra de tejido tumoral, pero con la intención, durante la misma intervención, de inocular el virus modificado como tratamiento añadido contra el tumor. «De este modo -precisa la Dra. Tejada-, administramos una terapia novedosa cuya eficacia vamos a estudiar, al tiempo que conseguimos muestras tumorales y, por tanto, más información para seguir avanzando en nuevos tratamientos contra esta enfermedad».

«Aunque todavía es pronto para publicar resultados, podemos afirmar que los cuatro niños que ya han participado en este ensayo han tolerado bien tanto la biopsia como la inyección del virus, sin efectos adversos. De hecho, dos días después del tratamiento, han vuelto a su casa», asegura Marta Alonso, investigadora del CIMA.

La modificación no afecta a las células normales, de ahí que no se tema por la seguridad del tratamiento. «La idea es que el virus DNX-2401 no solo consiga destruir las células tumorales, sino también crear una respuesta inmune en el organismo del paciente, por lo que también se podría considerar un tipo de inmunoterapia», describe la Dra. Tejada.

La Dra. Marta Alonso también comenzó el año pasado una investigación básica sobre este tratamiento para el tumor difuso de tronco cerebral con el mismo adenovirus modificado (DNX-2401). Se trata de avanzar aún más en la investigación con este virus, con el objetivo de “mejorar el virus” de diferentes maneras mediante cuatro estrategias distintas con el mismo propósito: activar el sistema inmune de una forma más específica. Dicho estudio se desarrolla de forma conjunta con el laboratorio de los Dres. Juan Fueyo y Candela Gómez-Manzano en el MD Anderson Cancer Center de Houston, apoyado económicamente por el Gobierno de Estados Unidos.

Nuestra asociación, aunque pequeña, nos mueve a un montón de padres y familiares que han tenido o tienen a sus hijos afectados por el DIPG para conseguir que los niños no tengan el fatídico final al que, desgraciadamente, se enfrentan a día de hoy

José Manuel Marco Guirado, presidente de Unidos Contra el DIPG, una asociación que agrupa a padres y a familiares de niños afectados por el tumor difuso de tronco más agresivo, ha agradecido el esfuerzo investigador que realizan la Clínica Universidad de Navarra y el CIMA. «Nuestra asociación, aunque pequeña, nos mueve a un montón de padres y familiares que han tenido o tienen a sus hijos afectados por el DIPG para conseguir que los niños no tengan el fatídico final al que, desgraciadamente, se enfrentan a día de hoy. Por eso, necesitamos encontrar lo antes posible un tratamiento efectivo, apoyando a proyectos de investigación como este. Muchas gracias por ayudarnos, por luchar por nuestros hijos».