web analytics

SOS de la Atención Primaria en España

- en BLOG
La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la sociedad científica decana de la Medicina de Familia en nuestro país y que actualmente cuenta con más de 12.000 afiliados, celebra estos días su Congreso Nacional en Palma de Mallorca. La Atención Primaria (AP) sigue gozando del reconocimiento de la población española y del prestigio internacional, situándose como ejemplo a seguir por numerosos países de todo el mundo. Este nivel, sin embargo, se encuentra amenazado, atosigado por una serie de debilidades y déficits crónicos que, lejos de resolverse, se van agrandando y extendiendo con el tiempo. Así lo considera el presidente de SEMERGEN, José Luis Llisterri.

Llisterri habla de dos problemas «crónicos»: a la masificación de las consultas de AP que se ha convertido ya en un problema crónico y estructural, se suma que gran parte de esa creciente demanda de atención sanitaria por parte de la población se realice en relación a enfermedades de curso crónico. «No solo hay pocos médicos para tantos pacientes, sino que cada vez es más habitual que atendamos a una población más envejecida, con comorbilidades y con acumulación de enfermedades crónicas, todo lo cual supone una mayor demanda de atención, mayor consumo de tiempo por consulta y un incremento de los recursos sanitarios que no siempre están adecuados a la realidad clínica de nuestras consultas».

No solo hay pocos médicos para tantos pacientes, sino que cada vez es más habitual que atendamos a una población más envejecida

Se estima que actualmente hay en el Sistema Nacional de Salud (SNS) unos 29.000 médicos de AP, a los que hay que sumar más 6.000 pediatras que trabajan en este ámbito. El número de pacientes/consulta dista aún mucho de las cifras mínimas exigidas.

Para José Polo, vicepresidente de SEMERGEN, «la saturación en las consultas es un problema prioritario»; y, muy unido a este, se encuentra «la disparidad en la capacidad resolutiva entre diferentes Comunidades Autónomas», unas divergencias que, incluso, «se advierten también a nivel intracomunitario». A su juicio, «todo esto provoca una gran inequidad en el acceso a los servicios sanitarios por parte del paciente e, incluso, causa una gran desmotivación entre los profesionales de AP y, especialmente, entre los médicos de Familia en periodo de formación».

Según prosigue Polo, otro problema acuciante que lastra el presente y futuro de la Atención Primaria española es «la carencia de inversión», ya que «faltan iniciativas para lograr una financiación suficiente y sin diferencias entre Comunidades Autónomas».

Por un futuro mejor
Las principales propuestas para alcanzar una Atención Primaria de calidad y las reivindicaciones actuales de los profesionales que trabajan en este ámbito, y específicamente de las instituciones que los representan, se recogen en un decálogo promovido por el Foro de Médicos de Atención Primaria.

En él se destacan,por ejemplo, que la AP debe ser el eje del sistema sanitario y debe debe liderar la gestion de los procesos del enfermo cronico dentro del sistema sanitario y social, o que los medicos de Familia y pediatras deben, a su vez, liderar la toma de decisiones relacionadas con la organizacion y gestion de los recursos sanitarios. Además, se reclama un entorno profesional y laboral atractivo para ejercer esta especialidad o que las agendas se adecúen a una asistencia de calidad, con un tiempo minimo de 10 minutos por paciente, siempre teniendo en cuenta el contexto socio demografico y eliminando toda actividad burocratica que no tenga justificacion clinica, facilitando al maximo su realizacion.

Se reclama un entorno profesional y laboral atractivo para ejercer esta especialidad o que las agendas se adecúen a una asistencia de calidad, con un tiempo minimo de 10 minutos por paciente
El futuro de la AP en nuestro país, si queremos seguir manteniendo la calidad y asegurar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, debe parecerse poco a la situación que tenemos actualmente

Otras demandas se centran en que se extienda la receta electronica a todos los niveles asistenciales y a todo el Sistema Nacional de Salud o que la formacion en Atencion Primaria deba empezar en la universidad.

Para el presidente de SEMERGEN, «el futuro de la AP en nuestro país, si queremos seguir manteniendo la calidad y asegurar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, debe parecerse poco a la situación que tenemos actualmente». A su juicio, «partimos de una buena base y contamos con un bagaje extraordinario, pero debemos evolucionar y, sobre todo, resituar a la Medicina de Familia como el eje del sistema sanitario español, dotándola de los servicios, recursos y herramientas adecuados».